TRATAMIENTOS

La mayoría de los problemas de la columna vertebral se suelen tratar de forma escalonada. Se empieza por las formas más sencillas de cuidados y se emplea la cirugía como la última alternativa. Otras patologías, una minoría, requieren cirugía como primera opción. La decisión de qué tratamiento es el óptimo para cada paciente pasa por la correcta evaluación del problema, de los tratamientos ya realizados y de las necesidades particulares.