Tratamiento

Si un tratamiento conservador con analgesia, ejercicios específicos y fisioterapia no ha mejorado la sintomatología, puede plantearse la opción de tratamientos más agresivos. Los siguientes procedimientos no se consideran cirugías como tales, ya que se realizan con agujas y anestesia local. Sin embargo son tratamientos que se realizan en quirófano por seguridad y optimización de las condiciones de confort del paciente.

Para algunas patologías de origen degenerativo se puede plantear el tratamiento con infiltraciones facetarias. Es un procedimiento sencillo y con pocos riesgos, que consistente en la infiltración de una medicación antiinflamatoria mediante control de rayos x en la zona origen del dolor.

Las infiltraciones foraminales se practican si el dolor es por afectación de una raíz nerviosa, también con control de rayos x.

Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur.

Este tratamiento se plantea para el alivio del dolor lumbar de larga evolución. Es un procedimiento que se realiza con control de rayos x, y consiste en la eliminación de la sensibilidad al dolor de aquellas articulaciones que consideramos causa del dolor que presenta el paciente.

El contenido de esta página tiene carácter exclusivamente divulgativo; si necesita consejo médico profesional, consulte con el Dr. Hernández.